La visita de un campeón humilde

La visita de un campeón humilde

rafanadal

El sábado tuvimos el honor de recibir en Sa Roqueta nada más y nada menos que al gran tenista mallorquín Rafa Nadal, muy admirado y querido por todo el equipo del restaurante. Una persona tímida y encantadora, humilde como campeón y educadísimo como cliente. Fue un placer poder atender a un número uno del deporte mundial y una persona extraordinaria como Rafa Nadal, que pudo comer su arrocito con total tranquilidad, aunque -eso sí- no se salvó de firmar algún que otro autógrafo. Lo hizo con la amabilidad y buen ánimo de siempre. En Sa Roqueta ya hemos tenido la suerte de recibir como comensales a su abuelo, a su padre y a sus tíos: Toni, que también es su entrenador, y Miguel Ángel, ex jugador de fútbol. Sin discusión, una gran familia dentro y fuera de los estadios y las pistas… ¡Vamos, Rafa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *